Mundo

El Vaticano en alerta roja por la bajada de donaciones

Vaticano

La cúpula financiera del Estado Vaticano, admite que es necesario reformular sus finanzas

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, ha publicado Giudizio Universal (Juicio Universal) con documentos inéditos sobre la situación financiera de la Iglesia. Nuzzi sostiene una teoría de que el Vaticano está a punto de quebrar y que las reformas puestas en práctica son insuficientes. La situación es tan delicada que han puesto a la venta algunas joyas de familia, por ejemplo la finca Santa María de Galería, situada en las afueras de Roma y que cuenta con 424 hectáreas.

Las filtraciones de Nuzzi, conocido por ser autor de otros libros escandalosos sobre la Iglesia y que fue juzgado y absuelto en 2016, por filtrar y publicar cartas del mayordomo de Benedicto XVI, que han provocado una dura reacción, aunque debieron admitir la necesidad de una revisión de gastos.

Nuzzi revela que la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), por primera vez en la historia de la milenaria Iglesia, cerró 2018 con una pérdida de 43,9 millones de euros. La respuesta del obispo Nunzio Galantino, presidente de APSA fue inmediata a través del diario católico Avvenire defendiendo que “la gestión ordinaria de la APSA en 2018 cerró con un beneficio de más de 22 millones de euros”. Los datos contables negativos se deben exclusivamente a una intervención extraordinaria destinada a salvar el funcionamiento de un hospital católico”.

La crisis financiera, según Juicio Universal, está relacionada con la caída de los ingresos y la mala gestión del patrimonio inmobiliario. El principal problema es la disminución del Óbolo de San Pedro, las donaciones a la Iglesia que según los datos se ha reducido a la mitad en una década, pasando de 101 millones en 2006 a 51 millones en 2018.

Otro problema financiero es la gestión del patrimonio inmobiliario, del cual el 40% no garantiza ingresos, ya que el 60% de los apartamentos de APSA se alquilan a empleados necesitados, con un alquiler reducido. “Se trata de una forma de vivienda social”.

Nuzzi asegura en su libro que en la reforma económica de 2018 surgió una contabilidad paralela con cuentas secretas de cardenales y presuntos testaferros, el Papa pidió cerrar las cuentas bajo sospecha, pero le hicieron saber es casi imposible eliminar. Afirma también que cinco cardenales tienen cuentas millonarias en la APSA.

Esto explica la reacción de la cúpula vaticana contra el nuevo libro de Nuzzi haya sido muy dura.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las más populares

To Top