25.9 C
Panama
sábado, mayo 25, 2024

EEUU indigna a Dinamarca por un acuerdo con Groenlandia

La ayuda con 11 millones, se produce después de la oferta de Trump para comprar el territorio a Copenhague

Hace poco más de 8 meses la primera ministra danesa Mette Frederiksen, tachó de “absurda” la oferta de compra del territorio ártico por parte del presidente norteamericano. Tras este encontronazo entre ambos socios de la OTAN, los titulares de la prensa han acertado de pleno. El primer ministro groenlandés, Kim Kielsen, del territorio danés semiautónomo ha anunciado un acuerdo de inversión en proyectos en el territorio helado por importe de 11 millones de euros, abriendo un intenso debate en la capital del reino danés.

“Con esta buena noticia se confirma que nuestro trabajo de consolidar una relación constructiva con Estados Unidos da sus frutos”. comentó el dirigente autonómico. El acuerdo ha merecido el beneplácito del gobierno danés, ya que a pesar de pertenecer a Dinamarca goza de una amplia autonomía, pese a no ser miembro de la Unión Europea. En la negociación ha intervenido el gobierno, ya que en Exterior y Defensa las competencias corresponden al ejecutivo de Dinamarca.

“No es un secreto que hemos trabajado con Groenlandia para asegurar que se beneficie de la presencia de EEUU”, ha comunicado a la opinión pública el ministro de Exteriores danés, Jeppe Kofod, que intentó rebajar la crispación en Copenhague calificando el acuerdo económico de “completamente natural”. La ayuda americana, se destina a proyectos de extracción de materias primas, turismo y educación y el poder de decisión para el destino de los fondos serán decididos por los groenlandeses y los estadounidenses.

Nada más conocerse el acuerdo, la oposición danesa estalló al unísono, ya que creen que el pacto es insultante y que lo único que persigue es generar crispación en las relaciones de Copenhague con Nuuk (capital de Groenlandia), ya que a pesar de su gran autonomía política, sí tiene gran dependencia económica del reino de Dinamarca.

La opinión pública ve en este acuerdo una maniobra de los norteamericanos de consolidar su presencia en el Ártico de cara a los desafíos estratégicos iniciados de nuevo por Moscú y China, los primeros están reabriendo bases de la Guerra Fría y los segundos buscan establecer una Ruta de la Seda Polar.

Últimas Noticias
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí