27.8 C
Panama
lunes, abril 15, 2024

Torrijos-PP, una relación de conveniencia que huele a fracaso

La relación entre el expresidente Martín Torrijos y el Partido Popular (PP) es sin lugar a dudas una relación de conveniencia más que un proyecto político ganador, y es que, por un lado el exmandatario ya envió un mensaje claro, su real objetivo es recuperar el PRD; y por su parte, el PP quiere sobrevivir cinco años más, y ve en Torrijos un caudal de votos capaz de salvarlo de su desaparición.

Si bien la candidatura de Torrijos tiene “positivos mediáticos” no ha sido significativa para la aumentar la membresía del Partido Popular, y ante la ausencia de encuestas serias, su intención de voto es una gran incógnita. Lo que no es una incógnita es el rechazo que recibe el hijo del General en los comentarios de cada una de sus publicaciones de Twitter.

La relación entre Torrijos y el PP parece ir camino al fracaso, y su éxito depende mucho de las candidaturas más robustas, por ejemplo, la permanencia de Martinelli en el panorama o la derrota de Rómulo Roux en las primarias de Cambio Democrático.

Solo ante la ausencia de Martinelli y Roux, Torrijos podría ser una opción como posible aspirante a liderizar la oposición, donde incluso José Isabel Blandón parece estar mejor parado.

Otro elemento que ya conspira contra las posibilidades de Torrijos y el PP, es que Gaby Carrizo comenzó su estrategia de unión del PRD y tal parece que tendrá éxito.

El panorama de las alianzas

El panorama de las alianzas electorales pone rápidamente a la coalición CD-Panameñista-PAIS; MOCA-VAMOS, PRD-MOLIRENA y RM-ALIANZA, como las opciones coherentes del ajedrez político; es decir, el PP solo tendría la opción de morir solo con Torrijos o plegarse a otras coaliciones.

La inhabilitación de Martinelli, podría mover un poco la balanza, pero más allá de favorecer al PP se inclinaría hacia coalición CD-Panameñista-PAIS, que es el bloque más consolidado hasta este momento.

Al final, el único camino viable para dar esperanza a Torrijos es que el próximo 9 de julio, Yanibel Ábrego derrote a Roux, algo que si podría enredar la mesa, pero podría inclinar las fuerzas hacia una alianza CD-RM-ALIANZA, dejando a Torrijos en un mismo tinglado con Blandón, quien tiene argumentos de sobra para superar al hijo del General y conformar una tercer fuerza bajo su espalda.

En conclusión, la relación Torrijos-PP huele a fracaso; sin embargo, nadie puede ponerle la firma definitiva porque “en política todo es posible”, y “no hay sorpresas sino sorprendidos”, veamos si antes del 30 de septiembre ocurren los milagros o la rosa de Guadalupe ayuda a los actores del otrora Pacto Meta.

 

 

 

 

 

 

Últimas Noticias
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí